Bodegón cítrico / Citric Still Life


Bodegón cítrico / Citric Still Life

Bodegón cítrico / Citric Still Life

Este bodegón pretendía ser “alla prima”, entonces se hizo de noche, no se veía bien y… pasó a ser “alla seconda”, pero el día siguiente algo pasó que no pude terminarlo y ya pasó a ser “alla terza”, pero al menos creo que como lo hice en muy poco tiempo y con la misma idea desde el principio al final, ha quedado bastante desenfadado, que era lo buscado, así que el resultado me gusta y seguiremos por ahí. Además de cambiar la iluminación del estudio, claro.

Los colores de la imagen aparecen bastante más saturados que en la realidad. El cuadro real no es tan chillón en los naranjas y amarillos y las uvas (que no “ucas”, corrección cortesía de https://espaciochus.wordpress.com) de la derecha no son anaranjadas…

In English, please:

This still life was intenden to be “alla prima”, but then the night came, I couldn’t see properly and… it became “alla seconda”, the next day something happened and I couldn’t finish it and it turned out to be “alla terza”. At least, as I painted it in a short time and with a consistent idea from the beginning to the end, the result is quite lively and carefree and, since that’s what I was looking for, I like it and I think I’ll repeat this approach. besides changing my studio’s lighting, of course.

The image’s colours look more saturated than the real ones. The original picture’s orange and yellow aren’t so loud and the grapes on the right aren’t so orange.

Bodegón previo a la final de la Eurocopa con una mazorca de maíz, dos huevos, tres plátanos y cuatro goles


Bodegón previo a la final de la Eurocopa con una mazorca de maíz, dos huevos, tres plátanos y cuatro goles

Dibujé este bodegón en la tarde de la final de la Eurocopa 2012, que acabó en palizón a los italianos. Iniesta presidente, ya.

No sé por qué sigo pintando bodegones, no me gustan demasiado… Yo creo que como las manzanas y los plátanos no se quejan si no salen parecidos…

In English, please:

I painted this still life in the afternoon before the Euro 2012’s final game, when the Spanish team defeated the Italians brilliantly.

I don’t know why I keep painting this kind of things, I don’t like them much. Maybe, it’s because bananas and apples don’t complain if they don’t look beautiful in the painting.